La empresa sueca SJ prueba un microchip implantado en la mano como billete de tren

Ya no habrá que llevar billete de tren en papel o en el móvil ni tampoco será necesario tener una tarjeta de transporte. Con un microchip implantado en la mano será suficiente. Eso es lo que está probando la compañía ferroviaria pública de Suecia SJ con un proyecto pionero en el mundo.

La iniciativa consiste en la implantación bajo la piel, mediante una inyección, de un microchip que lleva incorporado tecnología Near Field Communication (NFC), la misma que se utiliza en tarjetas de crédito sin contacto o en pagos móviles.

Una vez implantado en el viajero, el revisor únicamente tiene que escanear la mano del viajero para comprobar que tiene el pase correspondiente.

Por ahora, el microchip se está probando con personal de la compañía SJ para avaluar el proyecto “de forma continua”.

Probado ya en empresas

El sistema ha sido desarrollado en colaboración con el centro de innovación Epicenter, que actualmente permite a sus empleados utilizar un microchip implantado en su mano para acceder a sus instalaciones.

“Algunos de los pasajeros de negocios de SJ en Epicenter nos contactaron y preguntaron sobre la posibilidad de usar el microchip para el viaje en tren”, dice Lina Edström, portavoz de SJ. “Pronto nos dimos cuenta de que era factible con algunos desarrollos en nuestras plataformas móviles”, añade.

“SJ es ya una de las empresas más digitales de Suecia, por lo que este nuevo proyecto podría ser puesto en marcha muy rápidamente”, agrega Peter Dahlqvist, portavoz de la compañía ferroviaria. “El billete de microchip es un buen ejemplo de cómo estamos felices de probar nuevas ideas junto con los clientes y ayudar a forzar el ritmo del desarrollo digital”, añade.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Agenttravel